¿Eres más de Vitrina de Óptica o de Visual Merchandising?

Todos queremos vender más. Sí, porque vender más te garantiza seguir en tu propio negocio haciendo lo que más te gusta, que es atender a tus pacientes. Por esto, cualquier fórmula mágica y secreta será bien acogida.

Sin embargo, como Pablo Coelho aun no ha lanzado una novela bestseller en la que se desvele la fórmula secreta de las ventas en ópticas, en DEIPE hemos pensado en darte tips e ideas reales para aumentar las ventas.

Hoy, el tema es “Comercialización Visual” o “Visual Merchandaising”; que es la estrategia que convierte los metros cuadrados de nuestro local o nuestras vitrinas en ventas. Es decir, tener “Aparadores Exitosos” o “Exposiciones Eficaces”.

He aquí el punto de inflexión. Para conseguirlo, tenemos dos opciones: Puedes contratar al mejor escaparatista de la zona para que venga con sus ideas y convierta tu escaparate en la mejor pasarela de moda, o te detienes a reflexionar sobre tus clientes: qué quieren y cómo lo quieren. Porque, al fin y al cabo, tú eres quien mejor los conoces. Como imaginarás, nuestra recomendación desde DEIPE, es dedicar un tiempo para reflexionar, porque estos ejercicios creativos también te vendrán bien en tu vida personal, y en el día a día de tu trabajo.

El primer paso para una exhibición eficaz es hacer que nuestros clientes sientan la marca o lo que llamamos Branding Sensorial, que es el método en el cual a través de los sentidos logramos que el cliente se fije en un producto en particular que se acerque a cierto rincón del escaparate o, simplemente, que pueda tocar o probarse un producto. En otras palabras, el objetivo es coordinar sus sentidos con lo que queremos que compre.

Las opciones son infinitas, pero los sentidos solo cinco. Creemos que la clave está en ir probando olores, diferentes hilos musicales, jugar con la intensidad de la iluminación o focalizarla para llamar la atención en un solo producto.

También podremos usar métodos ya probados como la estrategia de los tres productos o el método piramidal. El primero pretende centrar tu atención de entre tres productos en el del centro y la segunda intenta que te enfoques en el producto de la punta de la pirámide. Los dos métodos buscan la focalización y la venta de un producto estrella dentro de la tienda, exposición o vitrina.

Posiblemente, una entrada de blog se queda corta para todo lo que hay que decir al respecto. Sin embargo, estamos seguros de que el éxito se encuentra en ser proactivo y pensar en tu cliente. Proponte cambios, hazlos, evalúa y, si funcionan, repite; pero no dejes de implementar cosas interesantes porque, al final, hay que diferenciarse.

Si no tienes muy claro como es tu cliente, te invitamos a  que consultes en Marketing Avanzado de GIO Web la edad, género y/o hábitos de compra de tus clientes. Con estos datos, algunos de los tips y mucha creatividad lograrás aumentar de manera significativa  tus ventas.

Hasta la próxima 😉